Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2019

Sin cambio no hay vida

Para cambiar el mundo empecemos por cambiar nosotros, a ver, si el mundo es un plato (delicioso o desastroso) seamos conscientes que nosotros somos la materia prima, uno de los ingredientes principales, mejoremos nosotros y poco a poco veremos cambios fuera. Cambiar no es nada negativo, de hecho, no hay nada que no cambie, sin cambio no hay vida. Cambia, mejora, crece  Sarah Gibrán para Tigum Magazine foto