Ir al contenido principal

Entrevista a Inés Ayala, la flor de la honestidad


     No me acuerdo cómo conocí a Inés, pero si recuerdo que me fascinó, su forma de expresarse, su trabajo, su mirada, su sonrisa, su actitud. Desde que la conocí tuve claro que quería conocerla, quería entrevistarla, quería tomar un café con ella y verla trabajar. 


1)    ¿Cómo era Inés cuando apenas llegaba al tarro de las galletas? ¿Qué juegos eran tus favoritos y qué querías ser de mayor?

            Hasta lo que yo puedo recordar siempre he sido una persona de aspecto muy tranquilo pero con una mente muy inquieta. Nunca he sido una niña traviesa, ni extrovertida, no me gustaban los deportes, ni tampoco tenía muchos amigos, además, mi sordera potenciaba un poco ese carácter retraído, eso hizo que mi mundo interior fuera muy grande y un poco complejo,(vamos, lo que se dice una freaky; pero siempre me gustó ser así y fui feliz, no siempre comprendida pero me daba bastante igual :)

            Crecí en un ambiente muy creativo. Casi siempre podías verme sentadita, dibujando, modelando o experimentando comidas en la cocina… me chiflaba hacer manualidades: me dabas un rollo de papel higiénico y con papel charol y lana de colores te lo convertía muñequitos; con harina y cola hacía florecitas; cuando ayudaba a mi madre a escoger las lentejas hacía mandalas… yo que sé! era un no parar, todo era un “y con esto qué hago????”  Recuerdo desde bastante pequeñitas mi padre solía pintar grandes cuadros y nos sentaba en su estudio a mis dos hermanas y a mí, nos daba con un cartoncito y nos poníamos a imitarle copiando fragmentos de cuadros clásicos,y así pasábamos horas… Con el buen tiempo en Asturias se hacían un montón de concursos de pintura al aire libre, nos presentábamos a muchos de ellos: era una diversión genial porque era  una interesante forma de pasar el día conociendo un pueblo a fondo (tenías que darte un buen paseo contemplar qué era lo que más te gustaba y luego plasmarlo) y para colmo al final del día casi siempre volvíamos con algún premio… pero cuando el tiempo en Asturias no acompañaba, mis juegos favoritos solían ser los de mesa: las cartas, el scrabble, parchís, ajedrez, damas… Pasábamos horas en familia (a veces hasta jugábamos con dinero, con pesetas y duros y era rabiosamente divertido!!!)
            Durante mi infancia nunca solía pensar en qué quería ser de mayor: a veces fantaseaba con ser veterinaria, bailarina de claqué, astronauta…, cosas inconexas  que te venían porque hablas visto una peli o un documental que te había gustado , entonces querías ser eso mismo, pero era algo pasajero… en realidad llevaba tan intrínseco en las venas el arte que no había duda de que por ahí iban a ir los tiros!!!









2) Has estudiado Bellas Artes y actualmente estás trabajando en unos rincones mágicos, muero de amor al ver tus fotos ¿ Qué cosas te apasionan de vivir y trabajar en Francia y qué cosas echas en falta? ¿Es verdad que en Francia uno puede comer todos los dulces que quiera sin engordar? Lo pregunto para ir haciendo las maletas …

            Cada trabajo que hago intento que sea lo más fantástico posible. Crearme un ambiente agradable, a ser posible cómodo y seguro, y sobre todo poner todo mi cariño, mi esfuerzo y todo mi potencial. Hacer que cada trabajo suponga un nuevo reto del que puedas aprender algo nuevo. Cuando algo se repite al final acaba convirtiéndose en un mal vicio y eso me apenaría profundamente. No quiero eso para mí.

            En realidad no vivo en Francia, trabajo allí, pero también lo hago en Luxemburgo o en España y espero poder ir añadiendo nuevos lugares… allá donde voy considero que aquello es mi casa, aunque sea temporal; así que me adapto con calma, me relajo y disfruto. Con el tiempo he aprendido a vivir con lo justo. Mis maletas no son grandes,eso sí más de la mitad del contenido de ellas es tecnología y mis materiales secretos! Si acaso echo en falta a la familia y amigos, especialmente a mi pareja, en nuestro caso el tema de la distancia nos sirve para mantenernos más unidos y a la vuelta tener un encuentro en el que nos volcamos 200% con grandes ilusiones, proyectos y más aventuras.
            Por cierto, quién te ha dicho eso de los dulces???? que yo sepa en ningún sitio pasa eso!!!! en Francia hay dulces maravillosos y eso es una pesadilla porque los quieres probar todos y hay que escoger… pero te confieso que soy más de salado…


3) ¿Qué libro o libros te han inspirado, motivado y te han hecho soñar?

            En mi casa siempre hemos tenido muchos libros: literatura clásica, contemporánea, pero también muchísimos libros de arte. Mi padre conseguía libros como obras de Victor Hugo con grabados de G.Doré,como estaban en francés pues te detenías en sus fantásticas impresiones y podía pasar horas mirando cada detallito. Recuerdo que había un libro de estudios de anatomía humana  de Leonardo da Vinci y que me daba hasta miedo abrirlo…! Recuerdo los libros que más me gustaban de un gran tamaño y pesados, y mis hermanas me tenían que ayudar a cogerlos. Poca broma de libros!









4) ¿Qué  artistas te inspiran hasta el punto de sentir una nube de mariposas traviesas en el estómago?
           
            Cualquier maestro de la pintura gótica flamenca me suele dejar obnubilada. Locura total ver esos cuadros… cómo es posible esa perfección. Van Eyck, Van der Weyden, el Bosco, Robert Campin, Brueguel… en una ocasión tuve la oportunidad de tratar con un Bouts y casi me sale el corazón por la boca de la emoción



 5) Si fueras una flor, un postre, un libro, una película y un personaje histórico serías…

Flor: la flor de la honestidad, conoces esa leyenda china??? es maravillosa!
Postre: batido de frutas tipo:  mango, mandarina y fresas… Vitamina pura!
un libro: Materiales y técnicas del arte de Ralph Mayer  (un básico para el estudiante de BBAA:)
una película: Dune de David Lynch
un personaje histórico: Maud Stevens Wagner (primera mujer tatuadora) ;)








6) He visto tus trabajos  y me han fascinado, son trabajos tan bonitos, que requieren de tanta paciencia y mimo...¿Cómo empezaste a dibujar/restaurar y qué te aporta?

            Pues como ya te he contado en mi infancia ya estaba rodeada de creatividad. Desde pequeña coleccionaba fascículos de esos semanales sobre manualidades que me abría mundos nuevos a plasmar mis ideas. Cuando llegué a Valencia a estudiar BBAA compartía piso con otras chicas compañeras de mi hermana que estudiaban restauración. Una de ellas,Ebe, una chica

canaria que más tarde me daría mi primer trabajo, era muy entusiasta y aplicada y fue quién me introdujo un poco en el tema de la restauración. Me parecía fascinante y me imponía un enorme respeto trabajar con obras antiguas, el diálogo que se establece entre el autor-obra-restaurador. Cuando miras de forma tan detallada con tanto tiempo te envuelve en una esfera mágica difícil de explicar. Hay obras más amables y obras más rebeldes, nunca se repite un trabajo. Pero por desgracia es una profesión que no tiene todo el valor que se merece: o porque está todo muy institucionalizado o por el alto nivel de intrusismo o por desconocimiento en general. Me especialicé en pintura mural pero decidí no cerrarme en banda a esta disciplina. Abrí los ojos y empecé a crear, no solo en el campo mural sino también en el dibujo, el arte digital y actualmente en el tatuaje. Cuando obtienes un buen resultado de tu trabajo y la felicidad y el agradecimiento con el cliente es recíproco eso no tiene precio!







7) ¿Cuál es la filosofía de tu vida?


Nada mejor que el amor, imaginación y agradecimiento, para convertir lo ordinario en extraordinario… No cambiarás nada en el mundo sino empiezas por cambiarte a tí mismo…










Si te ha fascinado esta maravillosa artista tanto como a mi comparte su precioso trabajo en las Redes Sociales ¡Un abrazo! 

Entrevista de Sarah Gibrán para Tigum Magazine

Comentarios

  1. Inés es especial, recuerdo esperar a ver con qué color de pelo nos sorprendía mes a mes cuando estudiábamos juntas, su sonrisa y su mirada clara y franca. Y sus inseparables gafas de pasta negra, estilo por los cuatro costados!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Receta Caliente

La verdad es que el título del post me hace gracia, receta caliente, podría parecer mi primer post erótico pero no, en mi papel reciente de estresada/madre/cocinera/enfermera/etc no tengo ni tiempo, ni energía ni imaginación para inventar nada erótico, solo se me ocurre enchufarme a un bidón de agua y dormir una larga temporada jajaja es el sueño más erótico que tengo últimamente ¡palabrita! 

Esta es una receta de un plato típico que vas a encontrar por todo Marruecos, a mi hermana y a mis amigas les encanta, yo tengo que confesar que mientras ellas disfrutar de un trozo de caliente, yo disfruto de mi pedazo de harcha ¡me encanta!. 

Receta de Harcha (te la dejo pinchando aquí, es fácil, sencilla y deliciosa)

Diferentes nombres de la receta: Karentika/Karaan/Kalenti/ Caliente
Es un pudding de harina de garbanzos que hacían los judíos sefardíes al emigrar al maghreb desde España. Se hace mucho en la zona norte y este de Marruecos y también en Argelia. Lo venden por la calle en trozos en la …

Espacios creativos que enamoran

Estos espacios creativos llenos de luz y color  impregnados de esencia tigum te enamorarán  ¿qué te apuestas?






La importancia de lucir un buen reloj en tu muñeca

Aunque pueda parecer algo de poca importancia, un reloj de pulsera dice mucho de nosotros al mundo y es un indicador de estatus, elegancia, posición, clase... Y además es una buena inversión.



Actualmente hay quienes le quitan importancia a llevar un reloj de pulsera, hay quienes no lo llevan por motivos como la comodidad o que directamente usan el teléfono móvil (indispensable hoy en día) para saber la hora o que se conforman con llevar en la muñeca algún reloj barato pues ven un gasto innecesario comprar un reloj de calidad cuando realmente dependiendo del poder adquisitivo poseer uno o varios relojes premium es una inversión que va mucho más allá de saber la hora.



Es una inversión en primer lugar en uno mismo, llevar en la muñeca un reloj de lujo nos aporta seguridad en nosotros mismos, alzar la muñeca y ver en ella una obra de arte y de ingeniería es algo sumamente placentero. Un buen reloj también llama la atención de las personas con las que nos relacionamos y es un indicador del cu…