jueves, 18 de julio de 2019

Mi experiencia en Elba Almería Business & Convention Hotel

El Elba Almería Busines & Convention Hotel se encuentra en una de las zonas de la ciudad que más ha crecido en los últimos años. Sin estar en el centro, está magnificamente comunicado pudiendo llegar al centro histórico de la ciudad en unos 15 minutos en coche o dando un paseo de una media hora si te gusta caminar. El acceso a la autovía A7 que conecta la ciudad con Murcia, Málaga o Granada es muy fácil y rápido desde el hotel con lo que se convierte en una buena opción incluso para utilizarlo como hotel de paso cuando vas de viaje, nosotros cuando tenemos que hacer paradas para hacer noche y descansar, en vez de buscar hoteles de áreas de servicio o pegados a la autovía los buscamos en ciudades o pueblos que estén cerca de nuestra ruta, aunque tengamos que desviarnos 20 minutos o media hora de nuestro camino siempre suelen ser mejor opción y quién sabe, a lo mejor el entorno y el sitio nos hacen cambiar nuestros planes y decidimos pasar un día o dos más en ese lugar.







El Elba Almería Business & Convention Hotel es uno de esos lugares que merecen la pena los cinco minutos que se tarda en llegar desde la autovía para parar a cenar muy bien, dormir cómodamente y sobre todo disfrutar por la mañana de un desayuno magnifico, si reservas hazlo con desayuno incluido, merece la pena.



El Elba Almería Business & Convention Hotel se encuentra en una zona repleta de comercios de todo tipo, restaurantes, hay un japonés, un restaurante marroquí muy recomendable y muchos bares en los que puedes disfrutar de las magnificas tapas por las que es famosa la ciudad, también hay un Centro Comercial y un parque infantil a un paso del hotel.



Es un hotel moderno y cuenta con un parking privado en el que puedes dejar tu coche y acceder en ascensor a la recepción directamente donde encontrarás espacios abiertos, grandes sofás muy cómodos, el bar y el restaurante Entresabores que ofrece un buen menú ejecutivo recomendable y a buen precio.



La habitación está muy bien para dos personas, si viajas con un niño como es nuestro caso la cama supletoria quita espacio pero sigue quedando una habitación amplia, cómoda y bien equipada.

Las camas incluida la supletoria son cómodas y las almohadas también son firmes y muy cómodas.



En la habitación hay pequeño mini bar con un frigorífico pequeño en el que hay algunas bebidas y demás pero hemos echado de menos un detalle que si vemos habitualmente en hoteles de menos categoría y es un hervidor de agua con algunas infusiones y café instantáneo. Es un detalle que cuesta muy poco y se agradece mucho en la habitación.



Un buen detalle es la caja fuerte en la habitación, así puedes dejar cualquier cosa de valor mucho más tranquilo si sales de tu habitación.



Hay algunos detalles en la habitación sobre los que si deberían poner más atención, algunas luces del baño tenían el revestimiento desprendido, la pantalla de la lámpara de pie de nuestra habitación estaba manchada, algún cable estaba fuera de sitio y no completamente protegido … Son pequeños detalles que si solo encuentro uno no me molesto en mencionarlo, pero fueron varios y si deben tenerlos en cuenta en un establecimiento de esta categoria.

Decidimos cenar en el restaurante Entresabores que se encuentra en la planta baja del Elba Almería Business & Convention Hotel. Tiene un menú muy bien de precio con varias opciones y todo está rico y bien presentado. A destacar en nuestra cena la atención del camarero, muy amable y atento a todos los detalles.



Y por fin, llegamos a lo que de verdad nos encantó de nuestra estancia, el magnífico desayuno bufet.
Tiene un gran surtido de todo, es imposible no encontrar el desayuno perfecto, huevos, bacon, embutidos, cereales, zumos, frutas …, incluso frutos secos como almendras o nueces que son difíciles de ver en otros bufets.





En resumen el Elba Almería Business & Convention Hotel es un sitio recomendable para alojarse tanto si vas a Almería unos días como si vas de paso por la A7 o haces una escapada con tu pareja, pero sobre todo, reserva con desayuno, merece la pena.































0

lunes, 15 de julio de 2019

La grandalla dels set pètals, el restaurante gastronómico de A Casa Canut en Andorra

Nos recomendaron este restaurante como uno de los mejores de Andorra y aprovechamos para visitarlo este último viaje que hemos hecho a este pequeño país que nos tiene verdaderamente enamorados.



El restaurante Lagrandalla dels set pètals se encuentra en la Av. Carlemany, 107 y forma parte del hotel de 5 estrellas A Casa Canut, un pequeño hotel de lujo con 31 habitaciones en Escaldes-Engordany, el centro comercial de Andorra. Puedes llegar dando un paseo mientras haces tus compras y hacer una parada para disfrutar de una magnifica comida o cena sin prisas.



    



La decoración del restaurante es muy clásica, elegante y sobria, no hay estridencias modernas ni minimalismos, aquí predomina el mármol con esculturas en cada rincón y la madera de los muebles de magnífica calidad que también decora algunos techos o las hermosas puertas de acordeón en madera acristalada que se pueden abrir para agrandar espacios o bien cerrarlas para crear espacios más reducidos e íntimos.




Los camareros encajan perfectamente en el ambiente del restaurante, se nota que conocen su oficio y saben atender al cliente sin agobiarle ni presionarle ofreciendo productos que no se han pedido, si pido agua la única pregunta que espero es “¿con gas o sin gas? Tenemos estas marcas.” Porque si deseara tomar vino habría pedido la carta de vinos o que viniese el sumiller para consultarle.




Entrar en Lagrandalla dels set pètals es como trasladarse en el tiempo y se agradece encontrar lugares como este en el que uno se siente inmerso en un ambiente elegante y con un personal con ganas de agradar y servir al cliente.





La carta es extensa y muy variada, es muy fácil encontrar el plato que apetece en el momento. Predominan mariscos y pescados aunque también hay platos de carne muy apetecibles y como no, también tiene un correcto surtido de arroces.




Tienen también una carta especial para veganos que puedes ver pinchando aquí

Si lo prefieres, puedes optar por su menú del día que va cambiando cada día a un precio de 29 euros por persona aparte de las bebidas y el pan.

También tiene un menú degustación, un menú del mar, menú setas y un menú especial para niños por 19 euros.




La comida es rica y de calidad, con platos bien presentados y apetecibles.

A destacar el ambiente y el servicio, elegantes y sobrios con una comida de calidad a la altura, para disfrutar.



Solo hubo un detalle que ensombreció nuestra experiencia y estuvo a punto de hacer que decidiésemos abandonar el restaurante antes de sentarnos a la mesa. Cuando llegamos entramos por el lateral en el que está la terraza y pedimos una mesa al camarero que nos atendió, este nos preguntó si deseábamos comer en la terraza o dentro y elegimos dentro por el calor que hacía y para comer más tranquilamente. Bien, este señor nos pidió que lo siguiésemos al interior donde hay un gran tramo de escalera que me costó muchísimo subir pues yo camino con ayuda de muletas, una vez arriba, me tuvieron que esperar evidentemente y al conseguir llegar arriba este señor suelta “para la próxima ocasión, pueden utilizar el ascensor”. No se si fue algo intencionado o realmente este señor no se fijó en mis muletas, sea como sea, me costó un gran esfuerzo no irme en ese mismo momento, por el ascensor evidentemente.

Podía haber sido una experiencia perfecta que quedó muy empañada por lo que quiero pensar fue un despiste.



Galería de imágenes:

















0