jueves, 11 de julio de 2019

Mi experiencia en el hotel Holiday Inn Express Sant Cugat, Barcelona


HOLIDAY INN EXPRESS BARCELONA-SANT CUGAT



ya nos habíamos alojado anteriormente en este hotel y guardábamos una experiencia agradable del establecimiento y de su personal así que en vez de ponernos a buscar y arriesgarnos, decidimos hacer nuestra reserva en este hotel.



Hicimos nuestra reserva a través de una de las aplicaciones que utilizamos siempre y llegamos al hotel sobre las 10 de la noche. La recepcionista nos atendió con mucha amabilidad y realizó con rapidez el trámite del registro lo que agradecimos pues a esta hora estábamos cansados del viaje y teníamos ganas de darnos una ducha y descansar.
La recepcionista nos obsequió con una botellita de agua por ser ya clientes …, bien, es un detalle y lo agradecemos, pero somos tres personas y me parece que el coste de una botellita de agua por persona es ridículo y el hotel queda en mejor lugar.





Al llegar a nuestra habitación encontramos lo que esperábamos encontrar, una habitación correcta para pasar una noche.





La habitación dispone de una cama de matrimonio de 135 y un sofá cama en el que un par de niños pueden dormir bien. No es muy grande pero hemos encontrado habitaciones más pequeñas en establecimientos con más estrellas.




Dispone de un pequeño armario, escritorio, televisión y un detalle que nos gusta mucho es el hervidor de agua con un surtido de infusiones y café. No hay caja fuerte que es un extra muy interesante ni nevera minibar.









El baño es pequeño pero dispone de bañera con ducha para elegir. Aquí poco que destacar, los botecitos o sobres con gel, champú y las pastillitas de jabón se han cambiado por unos botes fijados a la pared.







La cama es bastante cómoda y las almohadas también. El sofá cama también es cómodo para niños, no creo que lo sea tanto para adultos pero no es su función.

En la habitación hay algún enchufe con tomas USB, un detalle que se agradece cuando tienes que cargar un par de móviles y necesitas conectar el portatil por ejemplo.






El desayuno bufet dispone de bollería variada, algunos tipos de pan, zumos, fruta, yogur, mantequilla, mermeladas, algunos embutidos, etc. correcto sin nada que destacar. Se debería añadir  zumo de naranja recién exprimido y hay que destacar que el café no es muy bueno, esto empobrece la experiencia y deberían tenerlo muy en cuenta desde la dirección. Un buen café y un zumo recién exprimido hacen a un cliente feliz.



En esta ocasión sufrimos un par de incidencias durante nuestra estancia y debemos agradecer a la señorita Silvia Sánchez, subdirectora y responsable del establecimiento en ese momento la atención que nos prestó y el interés que puso en que dejásemos el hotel contentos, de hecho nos marchamos sin presentar una reclamación que ya teníamos cumplimentada gracias a su intervención.

Finalmente nos fuimos muy contentos y con ganas de volver al hotel gracias a la amabilidad y profesionalidad de Silvia Sánchez a la que agradecemos públicamente su actitud 100% profesional y eficiente. 

Si quieres hacer una reserva su web es: Holiday Inn Barcelona-Sant Cugat 



Volveremos y os contaremos nuestras nuevas aventuras por el mundo ¡hasta pronto! 



No hay comentarios :

Publicar un comentario