miércoles, 1 de marzo de 2017

Picasso trabajando y algunas cosas interesantes


Hay genios y genios, hay genios que son grandes como artistas y como personas, otros sin embargo son grandes profesionales pero a nivel personal dejan un sabor amargo en sus parejas, en sus hijos y en sus nietos. Picasso no era un buen compañero sentimental ni un buen padre, las biografías de sus amantes y su hijo así lo confirman; y es que en la vida dicen que no se puede tener todo aunque algunas personas pensemos que SI, si es posible ser buena persona y buen artista.

Ningún triunfo profesional puede "tapar" el fracaso personal, para mi el triunfo personal es sin duda el más grande de los triunfos. 

Algunas curiosidades de Picasso 


  • Fernande Olivier relata que no se le podía molestar durante la mañana, ya que las dedicaba a descansar tras toda una noche entre lienzos y pinturas.
  • Arianna Stassinopoulos va más allá en su polémica biografía «Sobrevivir a Picasso». Retrata, a través de las experiencias de Françoise Gilot, a un hombre sádico, bisexual, ególatra, psicótico, manipulador, oportunista, cínico y maltratador. Una figura que, según la escritora, hacía lo que quería y cuando le daba la gana. Culpaba a Dios de la muerte de su hermana Conchita y no le importaba traicionar a sus amigos para cumplir sus deseos.
  • A lo largo de sus 92 años convivió, hizo sufrir y recibió la influencia de distintas mujeres. El deterioro progresivo de las relaciones encontró una expresión paralela en obras como los retratos de la bailarina rusa Olga Koklova que corresponden al inicio de la relación en 1917. Ellos no se corresponden en absoluto con los que surgieron de la mente del autor del Guernica hacia el fin de la relación. Lo mismo ocurre con los cuadros que retrataban a la pintora Francoise Gilot, a quien hacia el final de la vida que compartieron, la pintó con el rostro partido por la mitad. "El era un antropófago, un vampiro que les quitaba la vida a sus mujeres", dice la escritora.
  • Marie Thèrése Walter era una adolescente que conoció en París cuando ella tenía 17 años y él estaba casado con Olga Koklova. Se encontraban en secreto para no tener problemas con la ley. La relación con Marie Thèrése fue breve y tuvieron una hija. Pero ella siguió escribiéndole durante 30 años. Durante ese lapso fue la única persona que podía cortarle las uñas y el pelo. Ella los guardaba en bolsas clasificadas porque él temía ser objeto de una brujería. Cuando murió el pintor, Marie Thèrése cayó en una profunda depresión, y se suicidó en el garaje de la casa de Picasso de la Costa Azul. 
  • Para Pablo Picasso, las mujeres eran unas "máquinas de sufrir"


















No hay comentarios :

Publicar un comentario