jueves, 16 de marzo de 2017

Entrevista a Raúl Guridi, un maravilloso ilustrador y artista tigum



La primera vez que conocí el trabajo de Raúl Guridi fue porque nos presentó el Pirata Malapata y claro con semejante anfitrión y las referencias no le perdí la pista a sus ilustraciones y sus cuentos, tuve además la suerte que La Escuela Literaria Babilonia organizaba un Taller de Álbum Ilustrado en Almería y el profesor era Guridi, me apunté y disfruté de un intensivo creativo que me ha dejado con muchas ideas y muchas ganas de inventar historias a mi pequeño maestro (mi hijo). 

Hoy tengo el enorme placer de entrevistarle ¡ tachán tachán!, por fin desvelamos la identidad secreta del hombre que paseaba con una sardina en la cabeza ¡pasen y disfruten! :) 





¿Cómo era Raúl de pequeño, cuando apenas llegabas al tarro de las galletas? ¿Qué cualidades destacaban de ti de pequeño? ¿Con qué juegos podías pasar horas y horas sin cansarte?

Raúl era un niño curioso, inventor de objetos inservibles y personajes monstruosos que dibujaba de forma muy expresiva pero caótica, en muchos papeles diferentes, admirador del dibujo preciso de mi padre y mi hermano. Pasaba mucho tiempo en la calle jugando apiola y carreras. Pero sobre todo había una constante, nunca dormía la siesta, en ese momento mi creatividad volaba entre dibujos y plastilina.








Siento una enorme curiosidad por los rituales, las herramientas y los espacios de trabajo de los artistas que admiro ¿Qué cosas te inspiran y cuáles son tus rituales a la hora de ilustrar?


Los objetos, la música, el teatro, el cine, ( ¡oooh el cine! ), el ritual cambia, varía en cada proyecto, pero siempre hay constantes, una copa de vino, café, música de fondo elegida para el proyecto, …. las paradas …




En el taller de ilustración te comenté que te veía y me daba la sensación que no habías crecido, eras un niño dando clases y eso me encanta porque yo soy una niña que hace entrevistas ¡entre niños anda el juego! ¿Tienes la sensación de conservar esa mirada infantil que te permite conectar y generar ideas divertidas?


Jajajaja ¡espero que sí!, me esfuerzo por conservar el humor, la ternura y la capacidad de sorprenderme de un niño con la experiencia de un adulto.







¿Cómo empezaste en el arte y cuándo decidiste hacer del arte tu camino? ¿Qué has descubierto a través del arte?


Cuando nací. Dibujo desde que tengo uso de razón, bueno, creo que antes.
El arte me permite entender la realidad, transformarla, jugar con ella para que los demás me entiendan, comunicarme, ser yo.




Imagina que un día recibes unos invitados sorpresa y quieres dejarlos con la boca abierta ¿qué menú les prepararías y cómo sería la sobremesa?


¡Ostras!, quiero decir, ¡no, ostras no!, les prepararía probablemente un guacamole picante con unas cervezas y un buen vino mientras charlamos antes de sentarnos, después algún plato ligero a base de combinaciones de elementos exóticos con dieta mediterránea, una ensalada y algo de fruta.






¿Qué artista o artistas te inspiran y motivan y por qué?


¡Uf!, muchísimos, no tengo una referencia única. Me nutro de todo aquello que me resulta curioso, investigo, y procuro tener la mente y los ojos bien abiertos.




Si fueras un helado, una ciudad, una planta,un país, un libro, una canción y un animal serías …


Helado de vainilla con canela, Oporto, un cactus, Portugal, “Las andanzas del impresor Zolingüer “ de Pablo D´Ors y un Rinoceronte.




¿Qué libro o libros te han inspirado y motivado?







Hay personajes que nos enamoran ¿si te reencarnaras en el personaje de alguno de tus cuentos, en cuál te reencarnarías?












¿Cuál es tu filosofía de vida?


Humor, respeto, amor y ternura. Hay un dicho budista que rige mi vida “Cuando te laves los dientes, lávate los dientes”, es importante estar en el presente sintiendo el presente.



¡Muchas gracias Raúl Guridi!

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada