miércoles, 8 de marzo de 2017

Entrevista a Manuel Bernal, un maravilloso artista tigum


Conocí el trabajo de Manuel Bernal hace años y pensé un día tengo que conocerlo , en estos momentos es mi profesor de pintura y mi amigo, un artista bello por dentro y por fuera, inteligente, con carisma y un desparpajo del que aprendo cada día. Tenía ganas de entrevistarle hace mucho tiempo y hoy por fin puedo compartir esta preciosa entrevista que es pura generosidad e inspiración.


Me gusta la gente que piedra a piedra construye un castillo, se protege, acoge y le planta cara a la adversidad, transformando cada preocupación en una oportunidad. Hoy tengo la gran suerte de entrevistar a mi profesor de pintura y amigo Manuel Bernal, es una entrevista llena de generosidad e inspiración y sobre todo mucho mucho mucho ARTE.

También hay una cantidad de recomendaciones para visitar en El Ejido, Balerma , Almería...

1. ¿Qué cualidades destacaban de ti de pequeño? ¿Con qué juegos podías pasar horas y horas sin cansarte?

De pequeño era muy travieso y sociable, me encantaba hablar con todo el mundo, hacer trastadas, perderme con la bicicleta por los caminos de Soutomaior (el pueblo donde pasaba los fines de semana y veranos), y jugar hasta no poder más con mi hermana y mis primos. Mi hermana Noela (dos años mayor que yo y con una gran sensibilidad e imaginación) empezó un verano a hacer una radio para entrener a nuestra prima pequeña Aldara, grabando conmigo y con ella programas, entrevistas, canciones, anuncios... ¡lo pasábamos genial jugando horas y horas a “radio Aldara”! Fue maravilloso, y aún hoy nos divertimos escuchando nuestras infantiles y ocurrentes vocecillas.

También jugábamos a hacer pueblos, donde cada uno tenía un rol, una profesión. Con 10 años me procuraba flores de un vivero de plantas para poder montar mi pequeña floristería en el pueblo inventado de “Villasanca”, donde pasaba horas arreglando los jarrones y plantas... Mi hermana era la periodista, otra prima tenía un bar, etc... y nos pasábamos las tardes de verano en los bajos de la casa del pueblo jugando a “ser mayores”. Incluso inventamos una moneda de cambio: las hojas de castaño. Una hoja grande equivalía a dos hojas pequeñas.

También hacíamos obras de teatro que escribíamos nosotros mismos, hacíamos procesiones, nos disfrazábamos... Cantaba, bailaba, dibujaba, pintaba y escribía poesía. Pintaba en las paredes de la casa de la gente... (hace poco me enseñaron unos rayajos detrás de un sofá) y me hace gracia que hoy en día me gano la vida haciendo eso mismo: ¡pintando en las paredes de la casa de los demás!
La verdad es que tuve una infancia maravillosa, llena de motivación, amor y apoyo incondicional. Probando  infinidad de actividades extraescolares: flauta, guitarra, natación, baile moderno, baile gallego, pintura, canto coral, teatro, pandereta, gaita... Lo que me ha convertido en un artista multidisciplinar, ¡sediento siempre de nuevas aventuras y retos!




2. ¿Qué colores te inspiran? ¿Si en el mundo tuvieran que predominar dos colores cuales escogerías? Acepta el reto y haznos un dibujo con esos dos colores, lo que quieras, un boceto rápido ¿aceptas?

¡Por supuesto que acepto!

Siempre me ha llamado mucho el azul, y según han pasado los años he ido variando de tonalidades de azul: unas épocas el azul ultramar, profundo e intenso... otras el aguamarina, el verdoso, el violáceo... y desde hace unos años me apasiona el turquesa, por su dulzura y alegría. A través de la pintura he descubierto de qué modo afectan los colores a las emociones, y he aprendido a manejar ambas: emoción y color.
Otro color que me inspira mucho es el magenta, el fucsia, aunque también oscila entre tonos coral y rojizos anaranjados...




3. Amo viajar, por la simple curiosidad de probar diferentes sabores y escuchar otros idiomas ¿qué viaje o viajes han marcado tu vida?

El primer viaje que me marcó fue Rumanía. Me fui con 21 años a Iasi (noreste de Rumanía) con una beca de Bellas Artes. Escogí ese destino de entre otros tantos ¡porque era el más lejano! “Si no voy ahora, no iré nunca”, pensaba. Fue el primer viaje lejano al que iba solo, enfrentándome a un nuevo idioma, a unas nuevas costumbres, a buscarme la vida y a enfrentarme a mis emociones. Fue una experiencia maravillosa que aconsejo a todo el mundo. Hay que viajar para enriquecerse, conocer y conocerse, despertar, abrirse al mundo y aceptar lo ajeno con respeto y amor.

Otro viaje que me marcó fue Marruecos, fui  varias veces a visitar a mi padre que estaba unos años en Tetouan de profesor con una comisión de servicios, y gracias a esa oportunidad conocí un país tan cercano y tan lejano al tiempo. Un mundo nuevo y apasionante, lleno de olores, colores, sabores... intenso en la forma y en el contenido, amable y para enamorarse. De hecho en uno de mis viajes a Marruecos fue donde conocí a Sergio, mi pareja, mientras tocaba la gaita en un palacio de la medina antigua (cerca de la Puerta de Bab Okla) con unos músicos gnawa del desierto, y con mi padre haciendo una queimada galega con conxuro incluido.

El viaje más reciente, y que quizás también con el que he tomado más perspectiva, ha sido a Asia. Nos fuimos el verano del año pasado 3 meses de viaje por diferentes países: Singapur, Malasia, Myanmar, Vietnam, Tailandia, Indonesia...

Aprendimos mucho de la cultura, de la arquitectura, de la artesanía, del modo de vida, de la religión... incluso fuimos a clase de pintura de batik en Jogjakarta (Java), y aprendimos a cocinar en unas clases en Vietnam...

Viajar es soñar, enriquecerse, jugar... pero sobre todo aprender.












4. Licenciado en Bellas Artes, pintor, ilustrador y profesor, pero lo que nadie sabe es que lo mismo coses que haces una pedazo de tarta de manzana ¿Cómo empezaste en el arte y cuándo decidiste hacer del arte tu camino? ¿Qué has descubierto a través del arte?

Me considero un humanista, me interesan tanto los diferentes ámbitos y disciplinas de la vida, que me faltarían años para hacer todo lo que me atrae. Por ello disfruto mucho cosiendo, cocinando, cantando, tocando la gaita, la pandereta, pintando, dibujando, ilustrando, escribiendo, haciendo jardinería, escaparatismo, decoración, restauración, manualidades, formación, etc... y lo voy haciendo con calma, sin estrés, disfrutando de la vida y de lo que me va ofreciendo.
Desde pequeño me gustaba pintar, el haber ganado algún concurso de pintura me motivó mucho: el reconocimiento. Mi familia siempre me apoyó mucho, incondicionalmente, incluso cuando empecé a estudiar derecho económico... quizás condicionado por las buenas notas...

Cuando estudié Bellas Artes me di cuenta de que lo que realmente me hacía feliz era crear, desarrollar proyectos artísticos, jugar con las diferentes técnicas: fotografía, dibujo, pintura, grabado, escultura, etc...


Al enfrentarme al mundo real, y buscar trabajo, siempre he procurado hacerlo a través de algo artístico. He trabajado como diseñador gráfico, actor de figuración, profesor de pintura y artesanía, ilustrador, escenógrafo, etc...

A través del arte me he descubierto a mí mismo. Es un modo muy sencillo para verte, para entenderte, para quitarte capas y ser sincero contigo, con tus tripas, con el lado más visceral e irracional.

He descubierto una herramienta potentísima para acceder a los demás, para profundizar, para sanar, para amar... en definitiva: para hacer un mundo mejor.





5. Imagina que un día recibes unos invitados sorpresa y quieres dejarlos con la boca abierta ¿qué menú les prepararías y cómo sería la sobremesa?

Me encantan las sorpresas y las visitas inesperadas... siempre que se trate de gente enriquecedora!
Primero pondría de entrantes unas aceitunas negras que he descubierto en una tienda árabe, unos nachos y hummus... para picar mientras charlamos y lo cocino todo. Una cervecita o un vermut para los más atrevidos...

De primero haría una ensalada súper completa, con lechugas varias, canónigos, nueces, tomates cherry, garbanzos, zanahoria, frutos secos, semillas de chia, de sésamo... y aderezada con una salsa de mostaza y vinagre de módena. (Pensaba en los rollitos vietnamitas... pero eso lleva más tiempo ¡y hay que tener en cuenta el factor sorpresa!)

De plato principal, haría un revuelto de verduras con tofu. Calabacín, cebolla, zanahoria, acelga... especiado con garam masala ( un compendio de especias muy utilizado en la cocina india), limón y leche de coco, acompañado de arroz basmati en blanco.

Si tuviese tiempo, de postre haría la tarta de manzana tan sencilla de hacer y tan espectacular de sabor que aprendí de mi suegra, pero resolvería el postre rápida y fácilmente preparando unos cuencos de leche de coco, semillas de chia, kiwi en daditos y nueces, quizás con un toque de miel por encima...

De beber, vino blanco Albariño que hacen con todo su amor mi padre y su mujer, dorado y afrutado, la bebida de oro del sol de los atardeceres del pequeño barrio del Val en Soutomaior; y quizás un tinto Syrah que he descubierto en el Aldi...

En la sobremesa aprovecharía para ensayar mis avances en el flamenco, cantando la Granaína y la Media, una saeta, fandangos de Huelva, fandangos abandolaos de Almería, unas peteneras y alegrías! ¡Muchas alegrías! Mientras, brindaríamos con licor café, hecho por nosotros (receta de mi suegra y orujo de mi padre). Luego sacaría el pandeiro, cantando un pasodoble de Burgos que he aprendido estas navidades, una jota gallega y un pasodoble recogido en mi pueblo hace años de una vecina que cantaba: Maruja de Cortellas... Y si la cosa se anima, pues saco la gaita y terminamos todos bailando. Eso sí, todo el que viene a mi casa a una velada así, acaba cantando algunos estribillos que ya me encargo yo de acercar a todos los públicos.

Las cosas cuando se comparten son siempre mejores.




6. ¿Qué artista o artistas te inspiran y motivan y por qué?

Se me agolpan en la mente infinidad de artistas que he conocido, estudiado, visto sus obras, leído, investigado...

Francis Bacon por su plasticidad en sus autorretratos, plasmando además de la carne la pasión, el desgarro, la humanidad...

Edward Hopper por el tratamiento de la luz en su pintura; a veces soy Cindy Sherman en sus juegos de identidad; Frida Kahlo por cómo transformaba la tragedia en arte; cualquier artista japonés de Kintsukuroi (una técnica de reparación de cerámica con oro, conviertiendo las heridas en ventanas de luz, la grieta en la posibilidad de ascensión); Mark Rothko por la fuerza del color por el color; Marcel Duchamp por tanto aportado al arte conceptual y al despertar consciente del artista y/o espectador a la metalingüística del arte; Goya por su fuerza, Velázquez por su pincelada...

Y luego un sinfín de artistas contemporáneos a mí, compañeros de Bellas Artes de los que tanto he aprendido: Ana Sineiro, Lolita Aguín...; profesores de la facultad como Marina Núñez, Fernando Casás o José Chavete; pintores de los que he aprendido de la mano, como Santiago Montes (que me enseñó a amar la teoría del color en mi adolescencia); artistas callejeros, autodidactas, artesanos en Asia y en Marruecos, niños que pintan, alumnos que disfrutan  y me devuelven una mirada lúdica y amable del arte... Sarah Gibrán, Maggie Mills, Sandra Rickerby entre otros; y Marco, Noa, Isa, Sofía, Lucía, Álex, Minerva, Isolda, Elena, Silvia, Carmen... y todos y cada uno de mis pequeños grandes artistas!




7. Si fueras un helado, una ciudad, una planta, un país, un libro, una canción y un animal serías …
Sería un helado de mango, intenso y dulce.

Sería Lisboa, ciudad de contrastes, con esencia, cultura, modernidad y tradición, una lengua que me enamora ¡y unos pastéis de Belém riquísimos!

Sería un aloe vera, sanador, bello, resistente, flexible...

Sería un libro para colorear, donde todo el mundo aportase algo motivado por los dibujos...

Sería una muiñeira, llena de energía y ritmo, que te toca adentro y no puedes dejar de bailar, saltando con los brazos en alto!

Sería un pájaro, para sobrevolar los paisajes, desplazarme, viajar, ver las cosas desde arriba, con perspectiva, poder subir, bajar, beber de las fuentes, cantar, cantar, cantar...






8. ¿Qué libro o libros te han inspirado y motivado?

En cuanto al arte son varios los libros que me han sorprendido, enseñado, despertado: “La interacción del color” de Josef Albers, “El poder del centro”de Rudolf Arnheim, “Historia abreviada de la literatura portátil” de EnriqueVila-matas, “Apariencia desnuda” de Octavio Paz, la obra de teatro “Arte” deYasmina Reza, y todos los libros de arte de Taschen de la edición especial del 25º Aniversario... no tienen desperdicio! Ah! Y sin olvidar los libros dedibujo de la editorial Parramón, muy instructivos y profesionales.

En cuanto a desarrollo y cuidado personal: “Ponte en forma en 9 semanas y media”de Juan rayo, con el que aprendí sobre alimentación, motivación, salud y deporte, y fácilmente adquirí un montón de buenos hábitos. Supuso un antes y un después en mi alimentación, y uno de mis primeros pasos hacia el camino del cambio de alimentación que llevo años experimentando. “Es fácil dejar depreocuparse, si sabes cómo” de Allen Carr, con el que aprendí a relativizar las cosas y dejar de verlas como problemas para ver oportunidades.

En cuanto a literatura más por entretenimiento me encanta José Saramago “Ensayosobre la ceguera” fue el primer libro que me enganchó; “La lengua de lasmariposas” de Manuel Rivas; Rosalía de castro, y su poesía melancólica llena de morriña y romanticismo...  y la poesía de Carmen Martín Gaite “Poemas” que juego a aprenderme de memoria (escuchándola recitar en un cd que grabó), y a repetir a través de los años, saboreando los poemas de diferente manera. Me apasiona el poema “Callejón sin salida”

Vemos e interpretamos los libros desde diferentes perspectivas según maduramos...

Mi madre es profesora de literatura, y me ha transmitido el amor por la lectura (aunque confieso que leo menos de lo que me gustaría) y por las cosas bien escritas...






9. Lugares imprescindibles y con encanto para visitar en El Ejido (cafeterías, librerías, restaurantes, plazas...lo que quieras)

Desde hace 10 años, el tiempo que llevo en El Ejido, he ido disfrutando de diferentes rincones que ofrece, y de buenas costumbres como los desayunos con tostadas y el tapeo cuando vas de cañas...
Del núcleo urbano me encanta la cafetería Lia´S (que hemos decorado nosotros) y que llevan con mucho cariño y buena cocina y servicio; el Puentezuelas, el Musical, el falafel del Andaluz, el restaurante italiano Daniele en Santo Domingo, los bocadillos de tortilla y alioli del Bar Ricardo...
En Almerimar, La Tita Cocina, el restaurante chino, el D´Bar de Jhon, la Caleta y la pizzería la Guzzi...

Me encanta la tienda Hiperpinturas Artés, donde puedo encontrar todo tipo de material de Bellas Artes ¡con un trato excepcional!; las tiendas árabes, donde puedes comprar unas riquísimas aceitunas negras, y viajar a Marruecos sin salir del pueblo.

Me encanta perderme entre las mil sorpresas que puedes encontrar en la tienda de segunda mano “El Ropero Solidario” de la Asociación Pro-Comedor Social de El Ejido (también decorada por nosotros), donde cada euro se transforma en comida para los más necesitados; y hacer cursos de formación en la Escuela de Adultos, donde he tenido el honor de ser alumno y también profesor, y en el auditorio, donde encuentro mi voz más flamenca gracias a Ángela Cuenca.

Me apasiona la recta de Los Baños de Guardas Viejas hacia Balerma, por donde salgo a correr con una vista maravillosa de Sierra Nevada al fondo. El Castillo de Guardias Viejas, donde tuve el placer de exponer (“Fin de campaña”), y de cantar y tocar la gaita en diversas bodas. Un lugar mágico que me emociona por su enclave, arquitectura, vista y acústica... (hay una sala chiquitita con un eco tremendo). Además de por ser el pueblo de mi novio, de donde es su familia. Los Baños es mi segundo hogar...

La subida a Dalías, con la vista del Mar de Plástico; los caminos perdidos entre invernaderos, que me inspiraron para una exposición que hice con el Instituto Andaluz de la Juventud de Almería, al poco tiempo de llegar: “Circulando bajo el mar de plástico”.

Balerma, donde vivo. El Rincón de Balerma, para tomar un gin-tonic al atardecer, la Torre de Balerma, un lugar precioso... y la playa de las cuevecillas, tras la desaladora, donde tengo el mar para mí, porque no va nadie...






10. ¿Cuál es tu filosofía de vida?

El eclecticismo, aprender de todo el mundo, tener varios puntos de vista, nutrirme de las experiencia de los demás... Así es exponencial la información que puedes llegar a absorber. Si te cierras en banda o eres condescendiente con los demás, no permites que te enseñen. Yo aprendo a través de mi experiencia y de la experiencia ajena. Todo lo que nutre a la gente que me rodea, me acaba nutriendo a mí, pues he trabajado para saber aceptar cualquier tipo de crítica, consejo, idea... sabiendo ser crítico y analizando de un modo consciente de donde viene cada comentario y cómo interpretarlo, qué valor darle...

Sobre todo el truco está en la observación, aprender a tomar tiempo para dejar el estrés a un lado y poder analizar las cosas siendo sincero contigo mismo, sin permitir que nadie más que tú dirija tu vida, tus elecciones y tus pensamientos.

Muchas veces la respuesta está en el comportamiento de los animales... la organización de las abejas, el no contar los años que cumples, el ayudarse los unos a los otros, el trabajo en equipo...

En definitiva, amar al prójimo como a uno mismo, darle a cada uno lo que se merece, ser justo con los demás, pero sobre todo empezando por uno mismo. Cuidar de uno mismo para poder cuidar de los demás, estar fuerte, sano y feliz, vivir el presente y ser previsor... Dejar que la emoción actúe, y la razón justifique, nunca hacer nada por compromiso y decir siempre la verdad.

El Ho’oponopono (saber decir: lo siento, perdóname, te quiero, y gracias); y saber usar las cuatro patas del amor bien entendido: la gratitud, la generosidad, la petición y el perdón.

Amén, o como dice mi hermana “Noela Boop” en uno e sus monólogos... “mejor dicho, ¡amen!”.










2 comentarios :

  1. Gracias por ayudarme a sacar lo mejor de mí,por echar la mirada atras y recordar tantos y sabrosos buenos momentos en mi vida. Gracias por preguntarme, por tu interés, por tu amor, por tu respeto y cariño! Por tan bello montaje, por tan bien hechas preguntas, por escribir tan bien... por ser mi amiga, mi compañera ARTISTA, mi alumna y maestra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por la INSPIRACIÓN <3 :) Ha sido un enorme placer :)

      Eliminar