sábado, 22 de abril de 2017

Elisabet Blasco, una maravillosa escritora tigum

Elisabet Blasco es puro amor, me encanta su ternura, su energía y su creatividad, adoro entrevistar personas tigum que llenan de amor, sueños e inspiración. Os dejo con su maravillosa entrevista y os invito a disfrutar de su precioso cuento El Sueño de Chocolate. Cuando leo su entrevista me siento muy identificada, yo también recogía animales y los salvaba de pequeña, mi abuela era mi cómplice a la hora de ayudar a los animales abandonados. En esta entrevista tigum aprenderás mucho y te emocionarás sin duda.

Su cuento me gustó mucho, las ilustraciones son pura inspiración y la historia transmite valores de una forma tierna, la mejor manera de plantar semillas bonitas en nuestros peques





1. ¿Cómo eras de pequeña? ¿Qué cualidades destacaban de ti de pequeña? ¿Eras traviesa, curiosa…? ¿Con qué juegos podías pasar horas y horas sin cansarte?

Cuando era muy pequeña, en la primera infancia, tenía bastante claro lo que quería y lo que no, era una niña con carácter y bastante extravertida. Según me cuenta mi madre, iba saludando a la gente que paseaba por la calle. Si no me hacían caso, cuando se paraban en los semáforos, les zarandeaba del brazo hasta que me contestaban. A mi madre le salían los colores… Creo que esta costumbre la debí tomar de mi abuelo materno. Él era una persona muy abierta, conocía a todo el mundo. Cierro los ojos y parece que esté aquí retándome: - ‘¿A ver quien se ríe antes?’ Entonces empezaba una guerra de muecas o ‘gañotas’, como él decía. Yo era incapaz de contener la carcajada más de 5 segundos… él era la alegría, pura energía, y lo mejor es que te la contagiaba. Cuando murió se llevo tanto con él…

Con los años me convertí en una niña bastante tímida. Adoraba a todo bicho viviente. A menudo daba de comer a los gatos de la calle, de hecho me costó lo mío conseguir que mi madre me dejara adoptar a mi primera gata. Siempre he tenido una relación especial con los animales y esto se intensificó a raíz de unos momentos muy duros de mi vida, hace ya bastantes años. Fueron una gata y un perro que tuve los que me acompañaron las 24 horas del día. Me ayudaron mucho con su amor incondicional, los adoraba. Este hecho reforzó todavía más mi amor por ellos, por los animales. Siempre llevo en el corazón a los que ya no están, a todos. A día de hoy tengo cuatro gatos adoptados. Cuando llegué a la casa donde vivo actualmente lo hice con una gata… Y es que no me puedo resistir, ellos se acercan con su carita de pena, yo les doy de comer, y en pocas semanas ya son de la familia… no tengo remedio.

Cuando pienso en mi niñez me viene a la mente mi hermano, mi compañero de juegos. Recuerdo la alegría del día de fin de curso, en Junio. Ese instante no tenía precio. Entonces empezaban los días de más diversión. En aquella época teníamos la gran suerte de poder salir a jugar a la calle. No nos hacía falta nada más que las ganas de pasarlo bien y nuestra imaginación. La tarde se esfumaba casi sin darnos cuenta jugando con otros niños al escondite, a la charranca, saltando a la comba… un sinfín de juegos al aire libre para los que no se necesitaban apenas juguetes ¡Que rápido pasa el tiempo! Y que lejos quedan esos días.



 2. ¿Qué palabras, qué sonidos y qué colores te inspiran? ¿Si en el mundo tuvieran que predominar dos palabras, dos sonidos y dos colores cuales escogerías?

Lo que realmente me inspira, la esencia, es más bien el sentimiento o la emoción con los que conecto a través de diferentes estímulos, y todos ellos comparten algo en común, la belleza. Sí, supongo que me inspira el sentimiento que se despierta con la belleza. Cualquier cosa que contenga verdad, para mí es bella. Por ejemplo, me inspira el magnetismo de las personas que se apasionan con lo que hacen, una pintura que me remueve algo por dentro, la tristeza, la sacudida de una canción, cualquier calle que sepa a antaño, los viejos locales de oficios casi perdidos, la magia de una bonita ilustración infantil, las flores, el otoño, unos ojos tristes, el doloroso desgarro cuando cuesta vivir, la primavera, los viejos recuerdos, una buena película… 
Solo entonces, después del sentimiento, llega la inspiración y despiertan las palabras adecuadas para, por ejemplo, escribir unas líneas. No concibo la inspiración sin sentimiento.

Pero bueno respondiendo a tu pregunta, que me he ido por las ramas… Algunas palabras que me remueven algo por dentro serían; Verdad, respeto, libertad, amor, alegría...  Si tuviera que elegir dos palabras que predominaran en el mundo, te diría: -¡¿Solo dos?! -Se me da fatal elegir. Prefiero un mundo rico en diversidad pero para responder a tu pregunta te diría algunas palabras que representaran la verdad, la bondad y la belleza. Así que haciendo honor a estas tres cualidades, te podría decir el amor, por que nada hay más cierto, bondadoso y bello que el amor, y si realmente es del bueno, cura. Pero si he de elegir solamente dos… Elijo verdad y libertad, sin ellas el amor no es posible.

Si en el mundo hubiera más verdad todo sería más sencillo, habría más pureza, más transparencia y la consecuencia sería mayor confianza y tranquilidad, más paz. Hace tanto daño la mentira...  Por otro lado todos deberíamos gozar de libertad, es un derecho. Nacemos esclavos de demasiadas cosas.
Los sonidos que me llenan de paz son muchos, aunque he de confesar que con la edad cada vez me gusta más escuchar el silencio. Me encanta el crepitar del fuego quemando la leña en la chimenea, el oleaje de un mar tranquilo, el ronroneo de un gato, la lluvia desde el sofá, me emociona como suena un violín, la vibración de un buen cuenco tibetano… Pero si he de elegir dos podrían ser el canto de los pájaros en primavera y el sonido de las hojas de los árboles en otoño cuando el viento las alborota. Entonces empieza la suave danza de las hojas secas cayendo de la copa al suelo, es hipnótico. Si la luz es adecuada es un espectáculo precioso.

No tengo colores preferidos, no es algo que me inspire especialmente así sin más, tendría que asociarlos a algo… Por ejemplo me gusta entrar en la cocina y disfrutar del contraste de los vivos colores de las frutas y verduras. Me encanta la paleta de naranjas y rojizos del bosque en otoño, los tonos pastel de una pequeña cafetería ‘vintage’... Pero para responderte (y haciendo un gran esfuerzo) si en el mundo tuvieran que predominar solo dos, te diría: el azul turquesa de un idílico mar y los distintos tonos de verde de la vegetación. Sí, va a ser que la naturaleza me inspira.


3. Amo viajar, por la simple curiosidad de probar diferentes sabores y escuchar otros idiomas ¿qué viaje o viajes han marcado tu vida?

Me enamoré de Indonesia hace ya bastantes años. Estuve disfrutando de sus paisajes, gastronomía, de sus gentes y costumbres durante casi un mes. Supongo que Asia es tan diferente a lo que estamos acostumbrados que es eso mismo lo que te atrae, la sorpresa, la novedad. Ver mundo te abre la mente por eso creo que es necesario viajar, es liberador.

En Legian los puestecillos de comida de la calle te invitan a acercarte a probar su gastronomía más sencilla y tradicional. No importa que pidas con tu mejor sonrisa -not spicy please- pica igualmente ¡y mucho!

En Tegalalang, pude descubrir las típicas plantaciones de arroz en terrazas, son preciosas, tan verdes. También disfruté de los comercios de artesanía, sobretodo trabajan la madera. Recuerdo que era época de lluvias y una tormenta tropical nos sorprendió en una de las tiendas. Los dueños del local fueron muy amables al ofrecernos fruta mientras la tormenta escampaba. Fue espectacular, de repente comenzó a diluviar y tal como empezó, terminó. Valió la pena poder contemplar los verdes arrozales, brillaban aún más después de lluvia.

En toda Indonesia es habitual encontrar cada pocos metros pequeños templetes que se funden con el entorno. A cualquier hora, se puede ver a personas hacer sus ofrendas, allí mismo o en cualquier otro lugar; en sus comercios, bajo los árboles... Las ofrendas (pequeñas cestitas hechas con hojas de plátano llenas de flores, de fruta, de arroz… junto con varias barritas de incienso), son parte del paisaje.   

Me encantaron unas pequeñas islas de Lombok, Gili Trawagan y Gili Meno. El trayecto desde Bali no pudo ser mejor. Es uno de esos recuerdos que quedan grabados en la memoria para siempre. Viajamos en un pequeño barco. Unos delfines nos acompañaron un buen rato regalándonos uno de los momentos más emocionantes del viaje. Más tarde, en cubierta, conocí a una chica que se dedicaba a concienciar sobre la situación de los orangutanes, me encantó hablar con ella. De hecho se dirigía a las Gili para descansar y es que estas islas son perfectas para eso (o al menos lo eran… han pasado 10 años desde que fui). Allí coches y motos están prohibidos. Solo puedes moverte a pie, en bicicleta o caballo. No se escucha nada más que a los pájaros, las olas… Un paraíso para conectar al 100% con la naturaleza y recuperar la energía. Playas de arenas blancas, aguas turquesa y miles de trocitos de coral tapizando la orilla. El fondo marino allí es espectacular, encuentras multitud de peces, estrellas de mar y enormes tortugas nadando bajo tus pies, una auténtica gozada.

La India también me impactó pero en otro sentido. Llegué a Delhi y, aún a sabiendas de que me iba a encontrar con una ciudad muy bulliciosa, aquello me sacudió mucho más de lo que esperaba. Acababa de llegar ¡y ya quería irme! Una auténtica jungla. Cláxones, gente de aquí para allá, olores indescriptibles y un calor asfixiante.

Allí no se andan con milongas, el regateo manda te guste o no. Es desconcertante y simpático al mismo tiempo ese gesto que hacen moviendo la cabeza de un lado a otro, nunca sabes si es para bien o para mal.
Es tan apabulladora Delhi que, por raro que parezca, encontraba en los rickshaw un ‘salvavidas’, una burbuja de paz donde poder refugiarme de tanto caos y descansar un poco. Para un occidental Old Delhi es demasiado... Los lodhi garden, en New Delhi, fueron el bálsamo que apaciguó ese fuerte impacto de los primeros días en la India. Una bendición que recordaré siempre. Por suerte, la estancia en Delhi fue corta.

En Risikesh pude descubrir nuevos lugares, relajarme y asistir a clases de yoga. Mi alojamiento estaba apartado del centro, rodeado de naturaleza, y gracias a eso pude disfrutar de momentos tranquilidad y recuperar fuerzas cada noche.
Allí encontré una felicidad brutal por cosas tan sencillas… El simple hecho de despertar y desayunar a cinco minutos del alojamiento un delicioso zumo de sandía en pleno campo mientras contemplaba las vacas pastar, me parecía todo un regalo.

Recuerdo un pintoresco restaurante en el centro de Risikesh, sentada en una de sus mesas estuve en el séptimo cielo simplemente observando el movimiento de la ciudad mientras degustaba la cocina India. Era curioso ver como personas, monos, vacas y motos atravesaban uno de los puentes de la ciudad, laksman jula. La librería que estaba justo al lado del restaurante fue también una sorpresa, allí me encontré rodeada de miles de libros de yoga de todos los colores. En India se aprecian aún más las cosas sencillas. Es un país de contrastes que te recuerda, a la fuerza, la sencillez de la felicidad. Hay momentos tan impactantes que después cualquier cosa te parece una maravilla. Todo un recordatorio de qué es lo importante. Un aprendizaje.

A los pies de los Himalayas, en Dharamsala, actual residencia del Dalai Lama, pude seguir descubriendo la India que tanto había imaginado. Y tuve la suerte de poder asistir a una de sus multitudinarias conferencias. No me puedo quejar.

De nuevo mi alojamiento estaba rodeado de naturaleza y apartado del bullicio, en Dharamkot. Desde allí pude emprender un ascenso por los Himalayas con el mejor guía que pudiera haber imaginado, un precioso perro que apareció de la nada y se convirtió en compañero de camino. Fue tan adorable que no pude resistirme y, ya en la cima, le invité a comer, lo mismo que yo por supuesto ¡Se lo había ganado!
Ya de vuelta, visité el mercado de las especias en Delhi. Esto que parece tan sencillo ¡se convierte en un acto heroico! Nunca había visto tanta gente junta. Las especias espectaculares, sí. La canela allí tiene un punto picante delicioso. Pero admito que llegó un momento que me sentí ‘sin escapatoria’ miraras donde miraras había gente, era difícil caminar, te ibas chocando… ¡Pero eso es la India! Si no vives estas cosas cuando viajas, y no ves realmente el día a día de la gente de allí, no es un verdadero viaje. No tiene sentido viajar para terminar buscando el mismo confort que tienes aquí y evitando lo más ‘incómodo’, sería más de lo mismo, pero es solo mi opinión. Por eso me gusta viajar a mi aire y no a través de una agencia, viajando así te pierdes lo genuino del lugar.

La India te sacude y hace que te replantees muchas cuestiones. Aquí tenemos a nuestra disposición tantas cosas, tan innecesarias, y seguimos corriendo sin tregua, vacíos, sedientos de todo y de nada, siempre buscando ‘algo más’. Allí, a pesar de tener bastante menos, pude ver a mucha gente que vivía tranquila.

Como ya he dicho, creo que es muy necesario viajar, te abre la mente y eso te obliga a salir de los corsés Occidentales y mirar con ojos nuevos, desde el distanciamiento. Cuando viajas y conoces otras culturas te enriqueces, tus esquemas mentales se rompen y se transforman. Por eso puedo decir que, solo si vives en Occidente… la India es brutal.




4. ¿Cómo empezaste a crear, recuerdas el momento en el que decidiste coger el papel y la pluma y conquistar el mundo?

Pues de muy pequeñita recuerdo estar en la terraza de casa de mis padres escribiendo sobre bosques y piedras mágicas. Supongo que imaginaba nuevas realidades y mundos por descubrir.
De adolescente, con los primeros amores y desengaños, empecé a escribir algunos poemas y reflexiones. Después la vida te lleva, si te dejas llevar, y empieza la rutina de horarios, estudios, trabajo… No fue hasta que paré esa inercia que volví a dar rienda suelta a la pluma. Todos somos creativos, solo hemos de favorecer las condiciones para que todo brote. Aunque a veces no es fácil, soy consciente de ello.
Empecé el  blog  -www.lafarfalletta.com- movida por una fuerte sacudida en mis creencias y estilo de vida, me replanteé muchas cosas sobre mí y sobre el mundo y pude hacerlo porque decidí pisar el freno.
A veces releo algún artículo antiguo del blog y me descubro enfadada entre líneas, quien me conoce lo ve. Creo que fue el inicio de una crisis en toda regla pero aquella etapa la viví, la mayor parte del tiempo, con mucho entusiasmo.

En realidad nunca pretendí conquistar nada, bueno sí, a mi misma. Pretendía, y pretendo, conseguir mirarme al espejo y reconocerme en él, viviendo una vida con coherencia. Creo que solo si vives en sintonía contigo misma, con verdad, puedes encontrar algo de paz y eso para mí es la felicidad.
Después el blog fue tomando otra ruta (yo soy así, no lo puedo evitar…) y pasé de escribir artículos a escribir poemas, reflexiones, algún micro relato, etc. Supongo que el blog es un reflejo de mí misma, algo caótica en algunos aspectos… Aún así, gracias al blog, contacté con la editorial cuento de luz que editó y publicó mi querido álbum ilustrado ‘el sueño de Chocolate’. Una historia que habla de esperanza, de respetar a los animales pero sobretodo pretende alimentar la sensibilidad de los niños, porque si aprenden a amar a los animales lo harán también con las personas, creo que es básico, la raíz. El amor es uno no importa a quien lo entregues, lo bueno es sentirlo y darlo y eso se puede aprender con los animales desde pequeño. Ellos te abren el corazón para siempre.




5. Imagina que un día se llena tu casa de niños divertidos, cientos y cientos de niños ¿Qué cuento les contarías?

Serían varios los títulos. Algunos muy divertidos sin ningún fin educativo, simplemente para disfrutar y pasarlo bien. Pero también algún título para educar en valores que hace mucha falta, como por ejemplo: ‘cocorina y el puchero mágico’ de Mar Pavón e ilustrado por Mónica Carretero de la editorial cuento de luz. Trata el tema del acoso escolar que tanto daño hace. ‘la coleccionista de palabras’ de Sonja Wimmer, es un cuento precioso o ‘Salvaje’ de la editorial libros del zorro rojo de Emily Hughes… Hay tantos buenos libros para niños…Y como no, en algún momento les contaría ‘el sueño de chocolate’ que por cierto, no se si lo he dicho, fue ilustrado por Cha Coco.



6. ¿Qué artista o artistas te inspiran y motivan y por qué?

Pues, como te he explicado antes, me inspira el sentimiento que despierta la belleza. Creo que la pasión por lo que uno hace encierra mucha belleza, la verdad de cada uno es bella. Entonces me inspira y motiva cualquier persona apasionada, sea catalogado o no de artista porque creo que todos en esencia lo somos aunque la semilla duerma. Por eso te digo Jamie Oliver. Me llena de energía ver cómo disfruta en la cocina. Ana Moreno también me motiva para ponerme a crear nuevos platos, y es que cocinar también me encanta. La satisfacción de cocinar algo nuevo, rico, y presentarlo en un bonito plato, combinando los colores, mezclando texturas… me llena de energía y buen humor para seguir creando y ponerme a escribir unas líneas, por ejemplo. Es lo que te comentaba antes, solo hay inspiración con sentimiento, al menos en mi caso.

En otro ámbito, el laborioso trabajo en ilustración de Benjamín Lacombe, me parece sublime. La manera en que dibuja, cómo mima cada ínfimo detalle hasta lograr algo maravilloso.
La fantasía que Sonja Wimmer transmite en sus ilustraciones me transporta a un mundo mejor. Son frescas, preciosas, te hacen viajar al mágico mundo de los niños dónde nada malo puede acontecer.
Rébecca Dautremer, estupenda también. Otra gran maga del pincel es Nívola Uyá que impregna las páginas de pureza, frescura e inocencia.

En fotografía, me encanta Brooke Shaden, es cuanto menos, fantasiosa. Me gusta la originalidad de Ravshaniya. La ternura que transmiten las imágenes de Elena Shumilova.

De Fridha Kalho me quedo con su fuerza, su personalidad de hierro, casi invencible.
De Alejandro Lanús la precisión de sus aforismos, te sacuden. Mario Benendetti me encandiló con ‘no te salves’, John Lenon con ‘imagine’. Me emocionaba, y me emociona, leer u oír a Eduardo Galeano, zarandea conciencias.

Hay y ha habido tanta gente apasionada a la que admiro que podría seguir un rato largo. Pero creo mejor poner aquí el punto final o tendrás que publicar la entrevista en fascículos…

7. Si fueras un helado, una ciudad, una flor, un país y un animal serías…

¡Que complicado! Y que triste si fuera un helado… ¡no me gusta nada el frío! Pero si no hay más remedio… podría ser de mango y mandarina con una pizca de cacao puro. Puedo ser dulce como lo es el mango pero con momentos tan amargos como el cacao y alguna pincelada de ácida mandarina.

Una ciudad, un país. Es muy difícil elegir cuando me falta tanto por ver… Así que, como dice la canción ‘imagine’, ‘And the world will live as one.’ Elijo el mundo. Sin fronteras.  

Una flor. La flor de loto. Me gusta el simbolismo que encierra. La flor que nace en el fondo del estanque cubierta de barro. Se nutre de él para crecer. Al amanecer se abre paso hacia la superficie, hacia la luz y florece con cada uno de sus pétalos impolutos. Es precioso.

Un animal. Estoy rodeada de gatos… Así que respondiendo a tu pregunta, te diría un gato pero… ¡los gatos no vuelan! y me encantaría poder volar. Así que te digo: un gato con alas. Así podría disfrutar de mi espacio para los necesarios momentos de soledad, como lo hacen los gatos, pero también dando y recibiendo mimos y cariño. Y sobretodo con la libertad suficiente para poder volar en cualquier momento.




8. ¿Qué libro o libros te han inspirado, emocionado, motivado…?

Muchos, creo que de todos puedes sacar algo. De los títulos que te daré, sobretodo, inspiración y motivación.

He de confesar que también soy algo caótica con los libros. Puedo empezar a leer un libro y al día siguiente seguir con otro y tener dos o tres en danza.

Sobre filosofía oriental he leído varios títulos: los Yoga Sutras de Patanjali, el Bhagavad Guita, el Tao Te Ching… aunque este último aún he de terminarlo. Hace unos meses encontré una joya gracias a las redes sociales, a Oscar Montero. A día de hoy estoy profundizando en el vedanta y la filosofía del yoga con sus enseñanzas, no a través de un libro, si no on line. Y la verdad es que he encontrado ese hilo conductor que tanto buscaba y que completa e integra mucha de la información que tenía de forma desordenada y dispersa. Una joya.

De nutrición he disfrutado mucho con varios títulos de Montse Bradford y Ana Moreno (sus cursos y conferencias también son inspiradores). ‘El detective en el supermercado’, de Michael Pollan tampoco  tiene desperdicio. 

‘La buena crisis’ de Alex Rovira. ‘Las alasde la mariposa’ y ‘Los cerezos en diciembre’ de Ariel Andrés Almada. Tengo pendiente terminar ‘las diosas de cada mujer’ de Jean Shinoda Bolen. ‘El monjeque vendió su ferrari’ de Robin Sharma.

Otro título que leí hace mucho tiempo y que estoy releyendo estos días es ‘El hombre en busca de sentido’ de Victor Frankl. Un relato autobiográfico de un psiquiatra que sobrevivió a un campo de concentración. Un luchador. Hace que tomes otra perspectiva de los problemas cotidianos y los coloques dónde deben estar.

‘Vivir sin miedos’ de Sergio Fernandez, llegó a mis manos por casualidades de la vida. Lo leí, hace ya unos años, en el trayecto en barco de Atenas a Santorini, justo cuando empezaba una nueva etapa de mi vida. Siempre recordaré ese momento como uno de los más inspiradores. Quizá si lo releyera ahora no me impactaría de igual manera, pero aquellas palabras en aquel preciso momento me contagiaron de la energía necesaria para seguir con más entusiasmo mi cambio de rumbo.


9. ¿Cuál es tu filosofía de vida?

Hoy por hoy ‘vivo, dejo vivir y ayudo en lo que puedo’. Y es que creo que el orden natural de las cosas pasa primero por ‘ponerse la mascarilla de oxígeno’ o auto ayudarse y después ayudar a ponérsela a los demás. De otra forma no es posible.

Vivo acorde a mis valores, pero sin fustigarme cuando no lo consigo. Intento ‘pensar, decir y hacer’ en la misma dirección y cada vez siento que vivo con más coherencia.
En este punto creo que el lenguaje es clave ya que con él se describe y ‘se piensa’ el mundo o la realidad que uno vive. El lenguaje te puede limitar o te puede liberar, dándote alas para desprenderte de creencias que te esclavizan y te hacen infeliz. Creo que sin algunas palabras desafortunadas seríamos más felices. De hecho hay estudios que muestran que nuestro cerebro tiende a lo negativo. Hacer un esfuerzo consciente para utilizar palabras positivas nos hace más libres ya que elegimos cómo queremos ver el mundo a través del lenguaje y así no nos dejamos llevar por la inercia de la negatividad que nos esclaviza.

Te pongo un ejemplo. Supongo que el concepto de ‘gente tóxica’ te suena. Yo antes también aceptaba las etiquetas, ahora intento evitarlas a toda costa así como los juicios. Cada cual lleva una mochila a cuestas que solo él conoce y eso condiciona el comportamiento. Te pierdes mucho clasificando y juzgando a las personas por la apariencia, terminas por no permitirte conocerlas.

Antes yo creía en la existencia de gente tóxica pero, con el tiempo, me he dado cuenta que es una especie de ‘trampa’ ya que lo único que hacen conceptos como este es crear desunión entre las personas. Piensa bien el significado de tóxico… es muy triste y poco compasivo pensar eso de alguien. Al hacerlo se genera rechazo hacia esa persona, o dicho de otra manera, violencia ¿No sería mejor observar, sin juzgar, e intentar comprender? Quizá sea una persona que necesite ayuda… Este cambio de perspectiva ¿no nos coloca a su lado en lugar de situarnos por encima de ella al etiquetarla con este desafortunado adjetivo? Personalmente siempre he preferido las relaciones horizontales, de igual a igual. Las verticales son peligrosos posicionamientos de poder, de falsa superioridad.

Entonces, si me guío por la unión entre personas y no por la violencia, siguiendo con el ejemplo anterior,  no solo evito la agresión física (hacer) o  verbal (decir), también la que se genera con el pensamiento (pensar). Ya que con un simple pensamiento puedes estar generando violencia dentro de ti y tarde o temprano saldrá disparada hacia fuera. Por suerte ocurre lo mismo al contrario. También se puede generar paz interior.



0

lunes, 10 de abril de 2017

Entrevista a la maravillosa escritora tigum Érica Esmorís

A Érica la he conocido gracias a Kristina Krize a la que admiro y tengo un cariño especial, una conexión especial que siento con algunas personas y que no explicar. Me gustó la energía que sentía con Érica y me fui directita a Amazon a comprar uno de sus libros, concretamente El poder de Amabel y hoy tengo el placer de entrevistarla ¡yujuuu!





1. Qué cualidades destacaban de ti de pequeña? ¿eras traviesa, curiosa…? ¿Con qué juegos podías pasar horas y horas sin cansarte?

Según palabras de mi madre, de pequeña era dócil, cualidad que ha ido invirtiéndose y que hace que hoy en día sea una contestona. Yo me recuerdo como una niña imaginativa y que iba a lo suyo, que le gustaba jugar sola y también con su hermana pequeña, que escribía y creaba mundos donde generalmente los protagonistas acababan naufragando y sobreviviendo en una isla desierta.
2. ¿Qué palabras y qué colores te inspiran? ¿Si en el mundo tuvieran que predominar dos palabras y dos colores cuales escogerías?


Me inspiran aquellas palabras que me despiertan el deseo de escribir: aquellas que me conducen a la aventura como la palabra isla o la palabra mar y aquellas que me evocan sentimientos profundos como la palabra madre o la palabra hermano. En cuanto a colores, el azul y el amarillo. Coincide además que las portadas de mis tres libros contienen esos dos colores. El azul es para mí importante, es el medio, el mar, la vida y el amarillo es la fuerza, generalmente personificada en el personaje protagonista.
3. Amo viajar, por la simple curiosidad de probar diferentes sabores y escuchar otros idiomas ¿qué viaje o viajes han marcado tu vida?


He hecho grandes viajes pero los que me marcan en presente son los pequeños, los que hago en mi furgoneta, con mi pareja y mi perra Lola, en los que recorremos las costas del norte de Galicia y norte de Portugal. Son viajes tranquilos, en los que, cada mañana, amanecemos en una nueva playa o en un remoto faro.

4. ¿Cómo empezaste a escribir, recuerdas el momento en el que decidiste coger el papel y la pluma y conquistar el mundo?


Escribí desde siempre, desde muy pequeña. Escribía mis cuentos y periódicos caseros a lápiz y después los pasaba a máquina. Por entonces no había ordenadores personales o por lo menos los niños no teníamos acceso, así que adquirí cierta destreza con mi pequeño dedo índice presionando con fuerza las teclas de la máquina de escribir portátil de mi madre. Esa máquina aún la conservo y ocupa un lugar privilegiado en mi estudio.





5. Imagina que un día se llena tu casa de niños y adolescentes divertidos, cientos y cientos de niños ¿Qué libro o libros les contarías?


Les contaría mi libro Nena e o mar, construido alrededor de mi rechazo a las limitaciones. Es un libro que gusta a niños y a no tan niños. Es la historia de una villa, Puerto Ballena. Puerto Ballena es una villa marinera con forma de ballena y con una gran peculiaridad: excepto el marinero Otto y su
pequeña hija Nena, todos sus habitantes son ancianos. Solo Otto sale a diario a la mar y con su pescado abastece a la villa entera; a cambio, los ancianos cuidan de Nena, huérfana de madre. Pero un día Otto no regresa a puerto. Es entonces cuando la pequeña Nena libra una lucha contra la desidia y el cansancio de los ancianos y con toda la fuerza de voluntad, el empeño y valentía que cogen en su menudo cuerpo,emprenderá, en su pequeño bote, una aventura temeraria y fantástica para rescatar a su padre.


Nena y el mar es una novela circular y coral, una aventura de esperanza y valentía, donde todo, absolutamente todo, es posible.


6. ¿Qué artista o artistas te inspiran y motivan y por qué? ¿Sabes? Yo también adoro a Pippi.


Me inspiran las personas que me rodean y con las que convivo, las de carne y hueso, que escucho y con las que puedo estar o no estar de acuerdo. Me gusta la gente original que no se esconde tras ninguna máscara en ninguna faceta de su vida. Esta gente tan excepcional son una eterna fuente de inspiración. Sólo hay que prestar un poco de atención.





7. Si fueras un helado, una ciudad, una flor y un animal serías …


Si fuera un helado (que me encantan!) sería un helado enorme, tan grande que sería para compartir, y con muchos sabores, muy dulce y con muchos colores. Vamos, sería una bomba calórica. Si fuera una ciudad sería una ciudad pequeña, más bien una villa, peninsular, marinera, fría, golpeada por fuertes olas. Si fuera un animal sería una esponja y absorbería con mis cinco sentidos todo cuanto me rodea.


8. ¿Qué libro o libros te han inspirado, emocionado, motivado…?


¡Muchos! Los hijos del vidriero de Maria Gripe y Momo de Michael Ende cuando era una niña, Cien años de Soledad de Gabriel García Márquez y La insoportable levedad del ser de Kundera cuando era adolescente y en la actualidad estoy trabajando con dos libros: Lolito de Ben Brroks y Te quiero porque me das de comer de David Llorente.





9. ¿Cuál es tu filosofía de vida?


No sé si es mi filosofía de vida pero la frase que más repito es “Que cada uno haga lo que quiera y que a mí me dejen en paz”. La verdad es que me gusta mucho estar sola.




1

jueves, 6 de abril de 2017

Las prendas básicas de un fondo de armario


La verdad es que no tenía ni idea de qué se considera un buen fondo de armario y cuáles eran las prendas básicas, yo soy de vaqueros+ camisetas y vaqueros + jersey o vaqueros + lo que sea decente/cubriente/y comodón.

¿Cuáles son para ti los básicos de un fondo de armario?
No me sueltes eso de "las polillas" que ya lo he pensado yo ...:P


Pregunté en Facebook (que es el santo grial de las grandes cuestiones que van surgiendo)

Y gracias a las respuestas puedo decir que me hago una idea y la he resumido así, obviando algunas cosas como los tacones, no quiero lesionarme ni morir joven, tengo criaturillas y procuro cuidarme un poquito o al menos no practicar deportes de riesgo. Buehhhhh que si, que no se andar en tacones, que parezco un pato trasnochado.

¿Qué prendas básicas tiene que tener un fondo de armario? 

-Vaqueros (azules y negros).
-Camisetas básicas.
-Abrigo y gabardina.
-Chaquetas americanas o al gusto de cada uno.
-Zapatillas para ir cómodas. Y unas botas.
-Un zapato más de vestir, por ejemplo unos zapatos de salón.
-Un buen bolso y grande, para que quepa un mundo paralelo dentro del bolso, las madres somos como los magos, si nos apuras sacamos un unicornio del bolso.
-Alguna camisa blanca.
-Un jersey bueno decashmere (que no se exactamente qué es pero se que es muy suave, algo así como acariciar a un gatito).
-Y lo mejor para el final, un tanga de supermán, será para hacer el salto del tigre imagino.

Gracias por todas las respuestas a Noelia Santana, Lucía Godoy, Isa Belita, Fernando Labordeta y Sandra Escámez ¡sois geniales! 


Si quieres añadir alguna prenda coméntame en el link de facebook pinchando aquí











0

Antigua Pastelería del Pozo, un rincón tigum en Madrid


¿Qué destacamos? 

Antigua Pastelería del Pozo, es un rincón tigum en Madrid que nos transporta en el tiempo y nos deleita con dulces deliciosos, recordarás tu infancia gracias a la magia de los sabores y las recetas de siempre.


Para muchísima gente entre las que yo me incluyo pensamos que  hacen los mejores hojaldres de todo Madrid (sin subestimar las demás pastelerías, pero cada una tiene algo que la hace única y especial).

El trato del personal es amable, profesional y son muy agradables, cosa que valoramos especialmente en Tigum Magazine.

Tienes que probar  las roscas de hojaldre rellenas de cabello de ángel y las torrijas de bizcocho con crema ¡te encantarán y me adorarás!

En navidad podrás disfrutar de los mejores roscones que hayas probado, toda una tradición en esta pastelería.

¿Dónde está? 


Calle del Pozo 8 teléfono 915223894
Abierto de Martes a Domingo de 9:00 a 14:00  y de 17:00 a 20:00
Madrid

¿Cómo llegar? 

Pincha AQUI y obtendrás las idicaciones precisas.

Especialidades de la Antigua Pastelería del Pozo

Puede que hayas probado sus famosos bartolillos. O el roscón. O el hojaldre, que elaboran de forma manual y que, según dicen, es el mejor. Pero tampoco deberías perderte las torrijas, los bollos las pastas o los pasteles rusos.

Sarah Gibrán para Tigum Magazine

Artículos relacionados: 




























0

miércoles, 5 de abril de 2017

Entrevista a María del Mar Saldaña, directora de la Escuela Literaria Babilonia en Almería, un precioso proyecto tigum

La semana pasada estuve en un curso de ilustración muy chulo con Raúl Guridi, estuvo genial, intensivo eso sí, al final del día parecíamos caracoles trasnochados pero mereció la pena, el curso lo organizaba La Escuela Literaria Babilonia que la he conocido hace poco pero me ha gustado mucho el concepto y creo que hacía falta en Almería.

María del Mar, la directora de la Escuela Literaria Babilonia organizó el curso en el centro Idealia,  tampoco conocía este centro y tengo que decir que tanto la organización, el espacio como la atención ha sido excelente, yo me fijo mucho en los detalles y suelen ser los detalles los que hacen que te recuerde para siempre o te olvide para siempre. Creo que el éxito de cualquier proyecto son los detalles. Tanto María del Mar como el personal de Idealia han realizado un gran trabajo y se notó ¡excelente!

(Puedes leer toda mi experiencia en mi blog personal pinchando aquí, también puedes disfrutar de la entrevista a Raúl Guridi pinchando aquí






1) Escuela Babilonia ¡me encanta el nombre! He conocido la Escuela y he visto todos los talleres que ofrecen, literatura, ilustración, gestión de emociones... Me ha fascinado el proyecto porque echaba de menos más proyectos así cerquita, sin tener que desplazarme a Granada, Madrid... Tengo que daros las gracias por la iniciativa ¿Cómo y cuándo surgió la idea? ¿Cuáles han sido los primeros pasos para dar a luz el proyecto y cómo elegisteis el nombre? 

Como escritora de literatura infantil, echaba de menos en Almería proyectos de escritura, ilustración y gestión emocional. Pero sobre todo de escritura. Pasé varios años realizando formación online, talleres literarios especializados en literatura infantil, ya que en Almería sí que de vez en cuando ha habido y hay algún curso de escritura creativa, pero en la mayoría de las ocasiones su contenido es el mismo, por lo que no me ayudaba a especializarme en mi género. 

Un día me pregunté por qué no había en Almería una empresa que gestionara este tipo de talleres, ya que era conocedora de que en otras ciudades como Madrid o Barcelona existen Escuelas de Escritores. ¿Acaso era la única persona en la provincia a la que le interesaba la escritura? ¡Seguro que no!  

Pensé algún tiempo si sería viable o no la posibilidad de crear un proyecto empresarial de esta envergadura en Almería, una provincia pequeña, pero a mi parecer con una gran cantera de escritores e ilustradores, a los que a muchos tengo la suerte de conocer. Medité el proyecto y, sin pensarlo mucho, me lancé. Ya que estas cosas como les des muchas vueltas al final terminas por no hacerlas. Y aquí estamos, un año y medio después, creciendo imparables aumentando los proyectos formativos y de divulgación día tras día. 

Al principio, tengo que reconocer, solo iba a ser una escuela de escritores, incluyendo clubes de lectura infantil, juvenil y de adultos, pero mi implicación educativa en la gestión emocional, y la visión que tengo respecto a la importancia de educar en emociones y filosofía aplicada a nuestros pequeños y jóvenes y crear una ley educativa donde se incorpore una asignatura obligatoria de estas características, me llevaron a ampliar mis servicios formativos a particulares, profesionales, organismos oficiales y centros educativos. Por lo que finalmente se creó la Escuela Literaria y de Educación Babilonia. 


Así que actualmente ofrecemos talleres literarios que se especializan en géneros, como la poesía infantil o la escritura de investigación; clubes de lectura; talleres de ilustración o cómic; talleres de gestión emocional y filosofía aplicada tanto para padres como para niños y adolescentes; talleres con profesionales consolidados del sector de la escritura, la ilustración o la gestión emocional a nivel nacional e internacional; y talleres y charlas educativas destinados a centros escolares. Además este año hemos incorporado las Jornadas Gratuitas en Educación, que se realizan cada mes en la Biblioteca Villaespesa y tienen como objetivos informar de cómo educar en temas tan actuales como la filosofía, las emociones, la literatura, el emprendimiento, el juego… 

Sobre la cuestión del nombre de la empresa, ‘Babilonia’, era algo que tuve claro desde el primer momento que comencé a darle vueltas al proyecto. ¿Por qué Babilonia? Porque la ciudad de Babilonia fue una de las cunas culturales más importantes de nuestra historia mundial. ¿Y qué mejor nombre para, en tiempos de crisis, emprender un proyecto cultural? Babilonia es el nombre perfecto.






2) He visto que organizáis diferentes eventos, algunos de ellos gratuitos, yo me he inscrito en uno de gestión emocional y también en el de Álbum Ilustrado, que es un curso que me apetecía hacer mucho y sobre todo de manera presencial ¿Qué más talleres vais a organizar y cuál es el valor añadido que prendéis aportar? 

Es importante para todos estar informados sobre temas educativos, ya que las futuras generaciones dependen de la educación que les ofrezcamos, tanto en los centros educativos, como en casa o a través del comportamiento que ven en la sociedad. Por lo que este año 2017, decidí realizar unas Jornadas Gratuitas en Educación, que pudieran orientar a padres y madres, profesionales de la educación o pedagogía, o cualquier persona a la que le puedan interesar estos temas, con la facilidad de que fueran completamente gratuitos y accesibles a todo el que quiera participar. 

Todos los meses, en la Biblioteca Villaespesa, se realizan charlas destinadas a la educación en filosofía, emociones, literatura, emprendimiento, juego, redes sociales… Intentamos llevar cada mes un tema diferente para poder llegar así a las dificultades reales de la sociedad actual. 
He de agradecer, enormemente, la implicación de los ponentes en las Jornadas Gratuitas en Educación, como el filósofo Óscar Fábrega, la coach  José Padilla, la secretaria general de AJE Almería, etc., grandes profesionales que prestan sus conocimientos y colaboración desinteresada a la realización de las mismas. Además de nuestros patrocinadores: Biblioteca Provincial Francisco VillaespesaEl Búho Lito y Bóbole Centro de Ocio Infantil, y nuestro colaborador Candil Radio, que nos ayudan a difundir el proyecto. Es maravilloso poder contar con la participación de tantas personas y empresas, todo ello a través del convencimiento que nos une, el de que crear un mundo mejor es posible. 

Uno de los valores añadidos que queremos aportar en la Escuela Literaria y de Educación Babilonia, es el de poder aprender de profesionales actuales que están consolidados a nivel nacional e internacional en el mundo literario y de gestión emocional, como pueden ser el ilustrador Raúl Guridi (Finalista Premio Andersen 2016), la escritora de literatura juvenil Patricia García-Rojo (Premio Gran Angular 2015) o la coach Geni Millán (que además de España, presta sus servicios de forma regular en empresas de países de América Latina), entre otros muchos. 

Es una suerte poder contar con la presencia de estos profesionales en la provincia de Almería, tener la posibilidad de aprender con y de ellos es todo un lujo.  

Los próximos talleres y actividades a destacar que Escuela Literaria y de Educación Babilonia ofrece son: 


06 de abril – Jornadas Gratuitas en Educación.  
                     Educar en Literatura por María del Mar Saldaña. 

02 de mayo – Cómo Coordinar un Club de Lectura Infantil. On line. 
02 de junio     Escuela Cultural Andalucía impartido por María del Mar Saldaña. 

04 de mayo – Jornadas Gratuitas en Educación.  
                       Educar en el Emprendimiento por María Cerdá. 

06 de mayo – Taller de Escritura Fantástica impartido por Patricia García-Rojo. 

Además, siguen en activo los talleres literarios permanentes que se realizan en Liberia Bibabuk como talleres de escritura creativa, novela, de investigación, y los Clubes de Lectura Infantil, Juvenil, de Adultos y en Inglés, en Librería Picasso. 



3) El alma de un proyecto son las personas ¿Qué artistas, escritores y profesionales colaboran en el proyecto y qué aporta cada uno de ellos?  

Como bien dices, el alma de un proyecto son las personas, e intento rodearme de personas que le gusten su trabajo, se apasionen con él y, sobre todo, tengan una incansable sed de seguir aprendiendo y creciendo, tanto personal como profesionalmente. 

Estoy muy contenta de poder contar dentro de mi actual equipo con personas como Antonio García, un gran conocedor de la literatura y un profesor de escritura fantástico; Óscar Fábrega, escritor, historiador y filósofo, un profesional e impulsor de proyectos maravillosos al que su rigor y coherencia le hacen ser único; y María José Padilla, excelente coach dedicada a promover la gestión emocional en el mundo educativo con una gran implicación dentro del sector del coaching educativo y familiar. 

Pero no solo considero a estos grandes profesionales como mi equipo, ya que dentro de esta gran palabra, equipo, también he de incluir a todas esas personas que nos apoyan y no son tan visibles, como el equipo de Librería Picasso y Librería Bibabuk, que nos avalan en los proyectos lectores y literarios; o la Biblioteca Provincial Francisco Villaespesa, El Búho Lito, Bóbole, centro de ocio infantil, Tiempo de Lenguas o Candil Radio, empresas que nos respaldan y colaboran con nuestro proyecto, que forman parte de Babilonia, y que para mí son considerados también parte del equipo, ya que sin ellos nuestra labor no sería posible. 

¿Se puede pedir más? ¡Estoy convencida que sí! 

Próximamente, gracias a nuevos proyectos que vamos a poner en marcha el próximo curso escolar 2017/2018, nuestro equipo crecerá para poder ofrecer nuestros servicios con la mayor y la mejor calidad posible.  

¡Estoy muy contenta de poder decir que dentro de poco Babilonia será una familia más grande y enriquecedora! 




4) ¿Cuál es la filosofía de vida de la Escuela Babilonia? ¿Qué queréis transmitir y hasta dónde os gustaría llegar? A  me encantaría que llegarais a mi pueblo, El Ejido, aunque Almería está relativamente cerca (30 kilómetros) me encantaría que organizarais actividades mucho más cerca tanto para peques como para grandes, ahí lo dejo...  

Nuestra filosofía no es otra que la de enseñar, aprender y, sobre todo, disfrutar de lo que hacemos. Y eso es lo que queremos transmitir la pasión y el disfrute por aprender y disfrutar haciendo y trabajando en lo que nos gusta. 

Escuela Literaria y de Educación Babilonia, es una empresa de nueva creación, llevamos poco menos de dos años en el sector formativo y literario, por lo que aún estamos creciendo y expandiéndonos a nivel provincial y próximamente lo haremos también a nivel nacional con nuestra escuela online, que si no surge ningún contratiempo, estará disponible para septiembre. 

No obstante, uno de nuestro objetivos inmediatos, es el de poder contar con nuevos espacios en las zonas del levante y poniente almeriense, para poder llegar hasta allí con algunos de nuestros talleres más significativos. 




Agradezco enormemente vuestro interés y me tenéis a vuestra disposición para cualquier cosa que necesitéis. 

Millones de gracias por la entrevista. 

Un fuerte abrazo.




Sarah Gibrán para Tigum Magazine
0